No pudo ser para Boca en la final de la Copa Libertadores

Compartir

Fluminense se impuso dos a uno en tiempo suplementario. Advíncula fue el autor del gol del empate para Boca. Lucas Janson ingresó en el suplementario.

No pudo ser para Boca.

El equipo argentino cayó derrotado por dos goles a uno en tiempo suplementario, tras haber igualado en un tanto en el tiempo regular.

Fluminense se había puesto en ventaja por intermedio del argentino Cano, tras una excelente maniobra de Keno con un medido centro atrás.

La igualdad para Boca fue producto de una maniobra personal de Advíncula.

Enganchó hacia dentro  y sacó un zurdazo demoledor al segundo palo.

Gran partido de Boca hasta los noventa minutos. Había arrancado mejor el local, pero el elenco argentino se fue acomodando en el terreno hasta llegar a dominar una vez que logró la paridad.

Es cierto que Barbosa se lo perdió en el final, que pudo ser lapidario.

Ya en el tiempo extra una Impresionante jugada de Kennedy destrabó la paridad para devengar en la victoria de Fluminense por dos a uno y quedarse con la ansiada Copa Libertadores.

Fluminense consiguió su primer título internacional en su ciudad y frente a su público.

De ninguna manera puede considerarse fracaso lo de Boca como tampoco ciclo cumplido.

Arrinconó a los brasileños contra su propio arco. No puede obviarse que se expuso al contragolpe ( sufrió un tiro en el palo con Romero vencido) pero hizo todo el gasto.

Perdió ante un rival  al que no le sobró nada y el partido pudo ser para cualquiera.

En la crónica de situaciones de peligro frente a los arcos, “Chiquito” Romero, mas allá de lo descripto  no tuvo sofocones.

En los goles no tuvo nada que hacer.

El orgullo como olavarrienses que en Boca fue de la partida  Lucas Janson.

Jugar una final que mantuvo en vilo al mundo futbolístico del cono sur del continente americano no es poca cosa.

Una desprolijidad la organización del espectáculo en lo que tiene que ver con el ingreso de los simpatizantes argentinos.

Según testigos presenciales hubo fanáticos que sin entrada pudieron ingresar al Maracaná, mientras que contrariamente numerosos argentinos que viajaron para el partido con el ticket original, se quedaron afuera. Raro todo.

Hubo un agresivo accionar en todo momento de las fuerzas de seguridad del vecino país, al menos es lo que mostraron las imágenes de la televisión. Se vieron desbordados por la inmensa falange boquense.

Síntesis:

Germán Cano, a los 35 minutos para Fluminense.

Luis Advíncula, a los 73, igualó para el Xeneize.

Ya en el tiempo extra, John Kennedy volvió a marcar para los brasileños, a los 100 minutos.

Texto: De la R. de «Emblema Deportivo»

Foto: Cortesía de La Nueva

Compartir

Comentarios

Comentarios