Galán y Lebrón aprovechan la desconexión de Tello y Chingotto en un partido épico y polémico

Facebooktwitter

6-1/4-6/ 4-6.  fueron los guarismos finales. Detalles del encuentro de Cuartos de Final del Madrid Premier Padel.

Aunque en el mundo del deporte muchas veces no existe, si hablamos de estadísitcas, en la jornada de cuartos de final del Madrid Premier Padel se impuso la lógica. Las cuatro mejores parejas del ranking FIP impusieron su calidad y se colaron en las semifinales de la cita madrileña.

El encuentro que enfrentaba a Ale Galán y Juan Lebrón frente a Juan Tello y Fede Chingotto fue un partido para el recuerdo. Alternativas, sufrimiento para los número 1, un cierre del segundo set con mucho suspenso y el drama del tercer set, condicionado por una acción de juego cuanto menos dudosa y que acabo por decantar la balanza para el madrileño y el gaditano.

 

Tello y Chingotto arrancaban el encuentro con todo y conseguían doblegar a sus rivales con un 6-2 inicial, con un Tello inconmensurable en la pega, como viene siendo habitual, y un Chingotto muy metido en partido desde la defensa. Poco a poco, Galán y Lebrón fueron entrando en juego y el segundo set fue mucho más igualado. Con 5-4, los número 1 fueron capaces de repeler la presión de los argentinos que tuvieron varias opciones de break en un momento trascendental. Fue ahí cuando emergió la templanza y la calidad de los número 1, con un gran Juan Lebrón, que cerraron la segunda manga con un 6-4 a su favor.

El clímax de este partidazo llegaba en el tercer set. Tello y Chingotto volvieron a las andadas del primer set y pudieron romper el servicio de sus rivales al comienzo para ponerse 2-0 arriba antes del juego que podemos considerar clave en el partido. Con el servicio para los argentinos, Galán y Lebrón gozaban de una interesante bola de break para devolver la rotura anterior. Fue en ese punto cuando llegó la polémica: Tello paraba el encuentro al entender que Galán había tocado dos veces la bola con su pala; Galán decía que no, que no había sido así. Y los árbitros, tras varios minutos de revisión de vídeo, no pudieron dar con una solución más allá de rebobinar y reiniciar ese punto.

El partido se enrareció desde entonces con un público cabreado por la decisión y una tensión en la pista que la pareja española supo manejar mejor que los argentinos, con un Tello indignado que desconectó del partido. Los número 1 rompieron de nuevo el servicio de sus rivales en el séptimo juego, un hecho que resultó trascendental para que Galán y Lebrón cerrasen el encuentro con un 6-4 en el tercer set, de nuevo, con un jugador gaditano mostrando su mejor versión y poniendo la calma y la firmeza que necesitaba el encuentro en esos momentos. Así pues, aunque estuvo cerca, no hubo revancha con respecto a la final de París.

Fuente: Padel Spain

 

Comentarios

Comentarios