Está claro que las reuniones y las buenas intenciones no bastan

Facebooktwittergoogle_plus

Dos de los partidos mas interesantes del fútbol local se jugarán sin público visitante.

Que no se interprete este artículo periodístico como una crítica a la dirigencia del fútbol. Por el contrario,  son tan rehenes como los propios aficionados  que no pueden ir a ver a sus equipos cuando juegan de visitante.

Tampoco es una imputación a la Policía. Una institución que vela por la seguridad de todos los bonaerenses no va a designar caprichosamente un número determinado de efectivos. Seguramente cuenta con información confidencial, a la que el ciudadano común no tiene acceso,  que hay una hipótesis de violencia agazapada que es necesario  prevenir.

Seguramente también la ley en vigencia queda superada en cuanto a la posibilidad cierta de realizar una admisión previa de simpatizantes en los estadios, o quizás su aplicación no  sea inviable.

Lo concreto que de esta manera es muy difícil por parte de la Liga de Fútbol y de los clubes  de dinamizar un torneo que de por sí está bajo, y donde el público no concurre masivamente.

Y si a los pocos que acompañan y apoyan se le ponen trabas se complejiza aun mas.

Y por supuesto es comprensible también la posición de los clubes que no pueden hacer frente a las erogaciones de los operativos policiales que la seguridad demanda y que por consiguiente deriva a que dos de los principales cotejos de la fecha se lleven a cabo sin los hinchas del equipo visitante.

Ojalá dirigentes, fuerzas de seguridad, el poder político,  encuentren la forma de aunar criterios y que el fútbol sea para todos, mas que nada  en la actualidad, ya que desde el Consejo Federal han puesto en marcha una cuestionada reestructuración que – aducen – potenciará los torneos liguistas.

 

 

Comentarios

Comentarios