El encuentro regional de fútbol “Raúl Moriones” fue una fiesta

Facebooktwittergoogle_plus

Participaron jugadores de quince clubes. Se acercan unas 600 personas a las instalaciones del Club Loma Negra.  

Una vez más, el Club  Loma Negra fue sede del Encuentro Regional de Escuelitas de Fútbol “Raúl Moriones”, organizado para reconocer y homenajear el trabajo del ex director técnico del fútbol celeste. Alrededor de 600 personas se hicieron presentes y fueron a alentar a los pequeños jugadores de 15 clubes que llenaron las canchas de alegría y energía.

En la cancha principal, los futbolistas más pequeños disputaron partidos de 12 minutos, mientras que los representantes de las categorías 2007 y 2008 se cruzaron en la  auxiliar.

Acompañado por el Presidente del Club, Mario Masson, y el actual entrenador de primera división, Nino Cirioli, Raúl Moriones ingresó a la cancha principal y fue aplaudido por todos. En una charla con el conductor del evento, Miguel Ángel Carlos, se mostró agradecido y entretuvo al público con historias y anécdotas sobre sus años en el Club Loma Negra. Además, habló de la actualidad del fútbol local, las dificultades de ocupar cargos dirigenciales, y recordó con emoción el próximo aniversario del Club celeste: “Tengo puesta esta camiseta, que es la de los 80 años, porque significa mucho para mí. Y el año que viene, el último día de mayo, cumplimos 90 años, yo no me olvido”.

Después de un breve receso al mediodía, la actividad futbolística siguió hasta pasadas las 13 hs., y a los partidos se sumó una competencia de penales. Para culminar con la jornada, Mario Masson e integrantes de la subcomisión de fútbol hicieron entrega de presentes a los representantes de los clubes, en agradecimiento por su participación.

Jugadores, dirigentes, padres, abuelos, hermanos, tíos y mascotas se sumaron a esta jornada que superó las expectativas de los organizadores. A pesar de la neblina de la mañana, las condiciones climáticas no perjudicaron el desarrollo del encuentro y todos los asistentes pudieron disfrutar de un día a puro fútbol.