Una fiesta del deporte difícil de igualar

Facebooktwittergoogle_plus

El Maxigimnasio como en sus mejores galas. Impresionante. 

Ojalá siempre fuera así. Es imposible.  Es la selección argentina. Además vaya a saber si alguna vez vuelve a repetirse que una eliminación a un Mundial se juegue en Olavarría.

En el fútbol sería impensado. En básquetbol, por la historia de Estudiantes, por Sergio Hernández, por la decisión política del Intendente, pudo hacerse realidad. En buena hora.

Una multitud colmó las instalaciones del Maxi ( ojo que las entradas no eran baratas), lo que marca que cuando hay promesa de espectáculo la gente hace el esfuerzo.

Es cierto, son apenas dos noches, pero la respuesta del público fue maravillosa.

La organización desde la óptica inicial nos pareció muy buena. Seguramente habrá puntos a corregir, pero el esfuerzo vale, y hay que destacar el trabajo de la Municipalidad y su gente.

Un espectáculo a nivel internacional que puso a Olavarría en el ojo de la prensa especializada.

Seguramente habrá voces disonantes por la inversión realizada. Otras miradas dirán que hay otras necesidades y no le discutimos. Siempre ha sido así. Pero realizaciones de este tipo también tienen su costado positivo en beneficio de muchos ( incluidos jóvenes y niños) que quizás sea la única vez que puedan ver jugar en persona a una representación nacional.

 

Comentarios

Comentarios