Apática respuesta del público a la convocatoria basquetbolera

Facebooktwittergoogle_plus

Extraña la merma en la concurrencia a los partidos de la Liga Argentina. Es de esperar que se revierta. Foto: Butacas vacías, tribunas con repetidos claros. Imagen que no merece el básquetbol albinegro. 

Estar entre los cuatro o cinco equipos mas destacados de la Conferencia Sur de la Liga Argentina, segundo escalón del básquetbol mas importante de nuestro país, no es poca cosa.

Ostentar una localía fuerte, donde los equipos en su mayoría quedan minimizados por la potencia albinegra no  se logra por el azar.

Esas fortalezas no deben tomarse como algo que llega sin esfuerzo.

Para que eso ocurra hay detrás un trabajo semanal del cuerpo técnico, jugadores y colaboradores y por su supuesta una inteligencia dirigencial que permite la originación de recursos con la adhesión de los sponsor y por ende la recaudación que se logra de socios y aficionados que concurren al Maxigimnasio.

No escapa a la realidad que los albinegros no pueden repetir en la ruta, los resultados convincentes que logran en casa, aunque esa dicotomía empañe en parte una campaña a todas luces positiva.

Extraña por cierto la escasa concurrencia que se advierte últimamente en los partidos, en relación a otros juegos de este mismo certamen y ni hablar de otroras temporadas.

Múltiples factores seguramente deben conjugarse  para que esto ocurra, no solo lo deportivo, pero la verdad es que es una lástima que el gran publico, la ciudad toda, no disfrute de un espectáculo a nivel nacional como el que se ofrece.

Estudiantes anoche volvió a demostrar su poderío ante un rival que venía acicateado por una serie repetida de victorias, pero que sucumbió ante la paciencia y la reacción de un equipo con excelentes individuales, tales como Montes( la figura) Essengue, Gamazo, Arese, entre otros, que colocan a Estudiantes como serio candidato a pelear arriba.-

 

 

Comentarios

Comentarios