Nuevamente la violencia le ganó al fútbol

Facebooktwittergoogle_plus

Inadaptados escudados en su condición de hinchas identificados con Racing generaron roturas  disturbios, y arrojaron proyectiles que obligaron a suspender el partido a los 21 minutos del segundo tiempo. Ganaba Ferro por tres goles a cero. 

Cuatro personas mayores detenidas y dos menores  a disposición fue el saldo que dejaron los incidentes acaecidos tras el partido de fútbol por la Copa Argentina entre Ferro y Racing en el Colasurdo.

Ya desde la previa el clima estaba enrarecido a punto que el partido corrió peligro de no llevarse a cabo, ya que un grupo minúsculo de  personas ingresó al campo de juego tras producir la rotura del  alambre olímpico.

Tras muchos cabildeos se decidió disputar el encuentro, tomando las autoridades policiales las precauciones del caso.

Pero promediando el complemento comenzaron a lanzarse proyectiles desde el mismo sector donde estaban parte de los simpatizantes de Racing, sobre la calle Balcarce que ponían en peligro la integridad física de los uniformados, de los futbolistas y de los propios aficionados por lo que se decidió la suspensión cuando Ferro ya ganaba por tres goles a cero. Iban 21 minutos  del segundo tiempo.

En el desalojo del estadio siguieron provocando disturbios, hubo móviles policiales dañados, y algún personal de seguridad lastimado, por lo que se procedió a la detención de cuatro mayores y dos menores que quedaron a disposición de la justicia.

Otro hecho que le hace mucho mal a  Racing institución y al fútbol en general.

Foto: Cortesía Facebook Sin Red Sapiens

 

Comentarios

Comentarios