Un recuerdo para Cristina Villamayor de Biganzoli

Facebooktwitter

Emotivo texto de Paz Biondi sobre una de las grandes del hockey olavarriense y de un certamen que ojalá retorne. 

Con un diario desarmado al que le faltan algunas hojas, con recuerdos que me han contado como revolviendo cajones ajenos. Decido no ponerle freno y empezar a gritar para que vuelva el «Memorial.»

Se acuerdan algunos seguro de lo que les estoy hablando, y si no es así, esta bueno volver a recordarlo. Porque Cristina hizo mucho por este deporte y olvidarla es una falta de respeto. Por eso hoy, me siento con derecho.

Porque esto no se trata de controlarles la memoria o de querer maquillar con un cacho de cultura toda su infraestructura. Solo quiero contarles que ella empuñaba utopías que hoy se ven tan reales, que más de uno creería que existen los visionarios. Y más aun aceptarían que no merecen morir en un papel de diario.

Esta columna no quiere un privilegio de supervivencia para quedar en la conciencia. Solo intenta que entiendan, con toda su presencia, que tuvimos a una  de las mejores jugadoras en el patio de casa y hoy nadie la ve, ni desde la terraza. Pero aunque este memorial haya perdido la memoria siempre voy a encontrar a quienes me quieran contar todas las cosas que hiciste, que nunca te mediste y que de pampa y la vía se sale por arriba.

Gracias por este legado, que aunque hoy este embarrado, lo vamos a limpiar y a gritar tan fuerte para que vuelvas a estar. Porque depende de nosotros ejercitar la memoria para que nunca tengamos que contar más historias de esas que deberían hablar solas.

Cumpliste muchos años soñando desde abajo, cumpliste muchos años militando tu trabajo, cumpliste muchos años defendiendo tus ideales,  y algunos años mas te hacen cumplir el mismo papel, aunque ya no estés.

Por eso llego el momento de mostrar mi descontento y de decir que hoy más que nunca debemos cumplir con ella.

Olavarría te debe el gusto de practicar este deporte. Porque fuiste vos quien planto la semilla y debemos ser nosotros, los que nunca olvidemos, cuanto te lo agradecemos.

Gracias Cristina por plantarte en mi retina y dejarme escribir eso que tanto quería decir.

Que vuelva por favor.

Texto: Paz Biondi.

paz

El certamen al que se refiere  nuestra columnista Paz Biondi  se realizó en su primera edición en el mes de abril de 1990, y recuerda a una de las mejores jugadoras de este deporte que pasaron por nuestra ciudad: Cristina Villamayor  de Biganzoli.

Cristina puso la piedra fundamental en el hockey local en 1966, en el Club A. Estudiantes hasta 1967, cuando debió abandonarlo por su embarazo. En 1986 volvió para entrenar a los planteles bataraces de séptima, octava, novena y el de damas mayores.

En poco tiempo su trabajo empezó a rendir frutos y de la mano de un progreso en el que ella tuvo muchísimo que ver, los equipos de Estudiantes ingresaron a los certámenes de la Federación Tandilense de Hockey sobre Césped.

Cristina V. de Biganzoli siguió en actividad como jugadora de primera división y entrenadora de los planteles de divisiones inferiores hasta que la sorprendió la muerte, en junio de 1989.( Datos extraídos de la colección del Diario El Popular)

Emblema Deportivo se adhiere a este sentido texto producto de la sensibilidad de Paz Biondi, joven amante del hockey,  columnista invitada de este portal.

Firmado: Carlos Zangara.

 

Comentarios

Comentarios