Facundo Ardusso y Nicolás Pezzucchi desarrollaron un ensayo en el AMCO de cara a los 500 kilómetros de Olavarría.

Facebooktwitter

Un problema en el impulsor mientras giraba Pezzucchi hizo que la prueba se tenga que dar por concluida con anticipación.

 

El Turismo Carretera enfrentará este año un apuesta más que especial en Olavarría. Todo el trabajo se verá reflejado el 1 de mayo cuando se dispute esa competencia de larga duración que completará 500 kilómetros con cambio de pilotos y recarga de combustible.
Con vistas a lo que será un desafío para el automovilismo argentino, se llevó a cabo un simulacro de carrera en el autódromo «Hermanos Emiliozzi» a cargo del Departamento Técnico de la ACTC que ensayaron en conjunto con Facundo Ardusso y Nicolás Pezzucchi.
La prueba comenzó alrededor de las 11 y se completaron 77 vueltas al trazado olavarriense con el Ford laboratorio de la ACTC que alista el Alifraco Sport y con un motor provisto por Rody Agut.
«Me tocó realizar las primeras 40 vueltas. Un problema en el impulsor mientras giraba Nico hizo que la prueba se tenga que dar por concluida con anticipacion», comentó Ardusso y agregó: «Se giraron 70 vueltas y hasta ahí todos los elementos funcionaron muy bien, tanto la transmision como las gomas, los frenos. En ese sentido fue positiva la prueba pero no hemos podido completarla, así que seguramente se reprograme una prueba para lograr completar lo estipulado para el día de hoy». 
«La idea era girar en un ritmo estable, tratando de lograr siempre el mismo tiempo para evaluar el desgaste de cada uno de los elementos del auto qu son los que mas sufren», explicó el santafesino.
Por su parte, Pezzucchi contó: «Fue una prueba positiva, aunque se cortó una viela, se rompió el motor. El desgaste de elementos fueron lógicos, así que creo que la carrera se va a poder llevar a cabo en condiciones normales». 

Fuente: ACTC

Foto: Infoeme.-

Comentarios

Comentarios